Para hacerte seguidor/a:

sábado, 25 de julio de 2015

DIY EXPOSITOR PARA PONER FOTOS

Os enseño este plafón para colgar fotos que he hecho por encargo para una chica. Ella me enseñó fotos de la habitación dónde iba a ponerlo. Los colores preferiblemente tenían que ser blanco y gris. También lo quería decorado con búhos y como requisito principal era que no podía pesar demasiado. Después de darle algunas vueltas, aquí explico los pasos de como lo he hecho:





















PASOS:
Como tenía que pesar poco, la base que he utilizado es una fullola fina, rectangular, de aproximadamente un metro de largo.
Los colores para pintarla son  blanco lino y le he dado reflejos de color grafito metalizado, aunque en las fotos el metalizado no se aprecia.
La manera de decorarlo ya depende de cada uno, se puede personalizar de infinitas maneras. Yo he utilizado el decoupage con las imágenes de unos búhos muy graciosos de colores.
Para hacer el marco  hay que cortar los listones a la medida y pintarlos también.
La malla de gallinero hay que recortarla a la medida de la madera con los alicates de corte, y cuidado que pincha mucho. Lo más difícil es tensarla bien para fijarla entre la base de madera y el marco. Mientras la vamos tensando hay que ir fijando el marco a la madera y pillando debajo la malla. Yo he utilizado una grapadora.
Como salen los pinchos cortados de la malla por el borde, hay que cortarlos bien a ras y doblarlos hacia adentro para no pincharnos.
Finalmente he puesto por detrás dos arandelas roscadas para poderlo colgar.
Ahora sólo hacen falta unas pinzas pequeñas para colgar las fotos.
Espero que os haya gustado.
¡¡Buen fin de semana!!







domingo, 5 de julio de 2015

Restaurar hierro y pintar simulando óxido.

Si tenéis cosas de hierro que os gustan, pero están muy oxidadas, lo importante es primero parar el proceso de oxidación que va degradando y comiéndose la superficie. Las podéis dejar de manera que vuelvan a lucir como de hierro nuevo y barnizarlas con barniz para metales o también si queréis mantener el encanto del óxido, podéis luego pintarlas para que parezcan oxidadas como estaban, esto es lo que he hecho con estas lamparitas.  
He utilizado un desoxidante, que compré en una droguería. Primero tenéis que lijar con lana de acero, para quitar toda la rugosidad que cubre el hierro, luego aplicar el producto,  dejarlo actuar y luego limpiar bien con agua y jabón.  Lo podéis aplicar varias veces, si con una no es suficiente. Una vez seco, ya podéis pintarlo.
Yo las he pintado simulando hierro envejecido, del color del verdín que cogen algunos metales. Los colores que necesitáis si queréis pintarlo así, sombra natural, siena tostado, esmeralda, azul turquesa y naranja. Las proporciones de color ya va a gusto de cada uno, es cuestión de ir probando.  Espero que os gusten como han quedado.